Descenso de peso, Calculadora IMC, Definición de masa muscular, Aumento de masa muscular

5 Min. de Lectura

Calculá tu índice de masa corporal (IMC) ¡y alcanzá tu objetivo!

Yamila Palloni

Escrito por Yamila Palloni

4 octubre, 2019

Antes de comenzar un plan orientado a cumplir con los objetivos que tengas con respecto a tu cuerpo, primero necesitás conocer cuál es tu índice de masa corporal (IMC),

Para la mayoría de las personas, el IMC es un indicador confiable de su estado de salud y se usa para identificar las categorías de peso que pueden llevar a problemas de salud.
 
Como el IMC es un indicador nutricional, si tenés sobre peso o presentás riesgos de enfermedades, vas a tener algunas limitaciones que no podés obviar.  Hoy que es tan fácil difundir información en Internet sobre dietas y alimentación sin ninguna rigurosidad científica, nuestro mensaje es que siempre consultes y te asesores con profesionales antes de implementar cualquier plan. La salud es lo primordial y en este blog te facilitamos herramientas para tomar recaudos antes de ponerte las pilas con tu cambio.
 

Si querés calcular tu índice de masa corporal en pocos pasos, te sugerimos ingresar acá para acceder a nuestra calculadora IMC.

Mujer joven adulta vestida con indumentaria deportiva y un reloj para tu optimizar su rendimiento durante su entrenamiento físico, utiliza una cinta metrica para medir su cintura y asi complementar su calculo de imc

 

¿Sabés cuál es tu índice de masa corporal (IMC)? Como mucha gente, tal vez tu objetivo de cara al verano sea bajar de peso o trabajar en la definición muscular. Pero antes de emprender un cambio en cualquiera de estas direcciones, tenés que analizar el punto de partida. El IMC es un cálculo muy difundido para dar este primer paso porque es una herramienta de diagnóstico que arroja información sobre tu estado nutricional.

El IMC indica si una persona está en su peso ideal (o no) en función de su altura o presenta cierto sobrepeso u obesidad. Su cálculo es bastante sencillo: consiste en dividir tu peso en kilos entre la altura en metros al cuadrado (kg/m2). Una vez obtenida la cifra, la siguiente pregunta que nos surgiría es si debemos preocuparnos o estamos dentro de un rango normal.


Para esto, se ha establecido como parámetro que un IMC normal es aquel que se sitúa entre los 18,5 y 25, mientras que entre un 25 y 30 se consideraría sobrepeso y por encima de 30 pasaría a ser obesidad. Y si ni siquiera se llega a los 18,5 puntos, habría que preocuparse igualmente al presentar un peso bajo.

 

Es por esto que, además de alentarte a consultar con profesionales, antes de implementar cualquier modificación en tu alimentación o rutina de ejercicios, porque POR SUPUESTO que los resultados de tu IMC condicionarán el tipo de ejercicios que estés en condiciones de hacer, o el tipo de alimentación y raciones que vayas a implementar para llegar a tu meta. 

 

Mujer joven adulta vestida con indumentaria deportiva, subida a la balanza sin zapatillas para controlar su peso antes de calcular su imc

 

¿Qué limitaciones tiene el IMC?

Como todos los índices, el IMC no es infalible. Si bien te permitirá saber si estás en un peso adecuado, es rápido y económico, una de sus principales limitaciones es que no tiene en cuenta la composición corporal, es decir, no distingue si el peso es a causa de una acumulación de grasa corporal o bien de masa muscular. Ni los perímetros corporales (cintura o cadera) o el porcentaje de grasa y su distribución en el organismo.

 

Por ejemplo, puede ser que tengas mucho músculo y poca grasa. De esta manera, el resultado del IMC probablemente no refleje tu estado de salud.

 

Para entender esto, es importante saber que el sobrepeso no siempre es sinónimo de obesidad ni de mala salud. Un ejemplo claro son las mujeres embarazadas, que por cuestiones obvias y debido a su estado, circunstancialmente su peso es mayor al habitual o al ideal de acuerdo a sus valores de IMC.

También es posible que alguien que presente un IMC normal, tenga un exceso de grasa. Lo que podría identificarse como obesidad e incluso tener un riesgo mayor a padecer una enfermedad cardiovascular. Es decir que, para identificar si un paciente padece obesidad, no basta con calcular el IMC, sino que se necesitan otros estudios y una valoración completa por parte de profesionales especializados en nutrición.

 

¿Además de calcular el IMC qué otras medidas de cuidado de tu salud podés tomar?

Como te mencionamos más arriba, el índice de masa corporal no tiene en cuenta el posible exceso de grasa, por lo que debe acompañarse de otros análisis de composición corporal que sean interpretados por profesionales de la nutrición.

Para realizar una valoración adecuada de tu situación nutricional, sería conveniente que acompañes el cálculo de IMC de otras evaluaciones, como estudios de laboratorio, una medición de perímetros corporales o una antropometría (medición de pliegues de grasa). Y, sobre todo, consultar a profesionales especializados que puedan acompañarte y contenerte en tu proceso. La calidad humana y profesional de los especialistas que te acompañen en este camino, sin dudas moverá la balanza a favor de tus metas.

Nosotros podemos ayudarte

SomosFit es un grupo de profesionales, tres disciplinas unidas (nutricionistas, entrenadores y psicólogos), para  cambiar los hábitos de las personas con el fin de ayudarlas a conseguir un estilo de vida saludable. 

Mediante nuestros programas online de cambio de hábitos, llamados Reinventándote, Desafiando Hábitos y Potencia Tu Fuerza, buscamos de manera integral e interdisciplinaria cambiar/construir hábitos nutricionales y/o de entrenamiento desde una mirada completa, entendiendo al humano como un ser social y emocional con tiempos y necesidades únicas. 

Si querés aprender a lograr tus objetivos, te esperamos, podemos acompañarte.

Tema: Descenso de peso, Calculadora IMC, Definición de masa muscular, Aumento de masa muscular