desafiando habitos para toda la familia

SomosFit, Pilares de una vida saludable

5 Min. de Lectura

Ideas para implementar Desafiando Hábitos para toda tu familia

Yamila Palloni

Escrito por Yamila Palloni

2 septiembre, 2021

Desafiando Hábitos es uno de nuestros programas de cambio de hábitos, donde buscamos de manera integral e interdisciplinaria cambiar los hábitos nutricionales de las personas desde una mirada completa, entendiendo al humano como un ser social, emocional y no sólo un animal que come X alimentos.

Este programa es exclusivo para mujeres que busquen perder grasa y les guste cocinar o al menos no les molesta pasar tiempo en la cocina. Poniendo el foco en la organización de las comidas de manera semanal, ya que el plan nutricional tiene un formato de menú diario con recetas día por día calculadas y planificadas, una lista de ingredientes con compra semanal, ideal para aquellas mujeres que no quieran pensar en el “qué cocino hoy”.

Si querés saber cómo es ese menú diario, podés descargar el plan saludable para toda la semana para que conozcas un poco más de qué se trata Desafiando Hábitos, hacé click en la siguiente imagen para descargarlo.

New call-to-action

 

El menú diario de Desafiando Hábitos se acompaña de un sistema de equivalencias para que, en caso de que no quieras cocinar la receta, puedas tener un plan B para esa comida con las porciones correspondientes. Como verás, lo más importante de este programa es que te guste cocinar y necesites un menú día por día para organizarte.

Los ingredientes son de consumo común, así que no vas a encontrar alimentos raros o muy costosos, y si por alguna razón no lo podés comprar o conseguir, podés reemplazarlo con ayuda del sistema de equivalencias.

 

¿Cómo se planifica el plan de alimentación?

El plan nutricional es personalizado según tus requerimientos, no gustos alimenticios, por eso contamos con el manual de equivalencias para que puedas aprender a combinar los ingredientes y buscar sus reemplazos en caso de que no sean de tu agrado. Este manual es ideal en caso tal de que quieras tener una alimentación vegetariana o vegana, porque vos mismo podés elegir si comer proteína animal o vegetal.

Para poder armarlo, una vez que estés inscript@ vamos a solicitarte que llenes los formularios que vas a encontrar en la plataforma interna para que podamos acompañarte según tus necesidades.

 

¿Ese menú sólo es aplicable para quien se inscribe? 

La respuesta es: ¡no! Si bien las porciones y las cantidades están planificadas para un requerimiento específico de quien se inscribe, eso no quiere decir que no puedas compartirlo con toda tu familia. 

Todos pueden comer exactamente lo mismo que vos, sin tener en cuenta las cantidades dado que estas están planificadas para vos y tus objetivos, pero sí la preparación en sí. Cómo decía mi abuela … donde comen 2 también comen 3. O bueno, según los integrantes de tu familia.

donde comen 2 comen 3

 

Llevar hábitos saludables significa invertir en calidad de vida, prevenir enfermedades y sentirnos mejor, ¿por qué no expandir todos estos beneficios a nuestro entorno? Y más si encima es nuestra familia y queremos lo mejor para ellos. Además pensemos algo muy simple, si ya ensuciamos para 1 ración, podemos ensuciar para una más sin que eso implique más tiempo en la cocina.

 

Mi familia no come igual que yo

Si tu familia no come o no quiere comer como vos, sólo necesitamos tiempo y que las neuronas espejo hagan su magia. Podés usarlas para enseñar a tu familia una alimentación saludable, completa y saludable desde pequeños, o, bueno por qué no, enseñarle a tu herman@, mam@, pap@ o a cualquier adult@ de la casa.

La construcción del “gusto” y lo que nos gusta o no comer, no sólo se puede aprender de pequeños, está demostrado que el cerebro adulto continúa creando neuronas en regiones relacionadas con el aprendizaje y tienen la misma plasticidad que cuando somos niños y estamos “aprendiendo”. Así que, si querés hacer que alguien se contagie, aprenda y empiece a comer más saludable sólo necesitás hacer una cosa: hacerlo vos mism@.

 

Las neuronas espejo

Cuando un humano que ve a otro “hacer algo” repite la acción en su cerebro gracias a las neuronas espejo, estas neuronas “simulan” la acción, pero no la ejecutan, o sí, pero esto dependerá de cuánto vos persistas con esa acción para “contagiar” la acción.

Esto es MUY simple, es mucho más probable que te salga una receta perfecta si ves a la persona “hacerla” que si sólo la leés en un libro. O que una publicidad te venda “ese producto” si podés identificarte con esa persona que lo usa y está feliz, y bueno, vos querrás lo mismo, y acá viene la magia de la neuro ventas (pero esto es otro capítulo).

neuronas espejo

 

Gracias a estas neuronas es que los bebés logran sacar la lengua a penas nacen, imitando a los adultos que primero ven. Esto se mantiene, y si querés que la gente alrededor de tu mesa se contagie de tus buenos hábitos, sólo repite la acción en algún momento, cuando esas personas quieran cambiar su forma de alimentación, les va a resultar más fácil si alguna vez vieron a alguien hacerlo. Obvio que para hacer un cambio se necesita de las dos partes, pero al menos la tuya, va a estar cubierta . En algún momento, tarde o temprano, hará click, ¡te doy mi palabra!

 

Compartir este menú con tu familia

Te cuento esta serie de tips para que puedas compartir el menú con tu familia.

  1. La porción indicada en tu menú semanal se multiplica por la cantidad de comensales para tener más raciones listas.

  2. Si algún ingrediente no es de mucho agrado para el general de la familia podemos usar equivalencias. Por ejemplo, podés reemplazar el coliflor por zapallo, o intentar que lo vuelvan a probar. Normalmente si algo no nos gusta es porque lo asociamos más a un recuerdo de lo que realmente pueda llegar a representar para nosotr@s. Entonces, es importante intentar darle la oportunidad con condimentos, sazón y la combinación sugerida, seguramente los hará cambiar de opinión.

  3. Siempre mencionar en el contexto familiar que esto “no es una dieta”, sino que es un cambio de hábitos para tener mejor calidad de vida, para sentirse “mejor” para que no exista el rechazo natural hacia el concepto de la dieta, porque estamos cambiando hábitos.

  4. Es importante insistir. Si no gustó la propuesta o el menú la primera vez, seguir insistiendo, porque se necesita tiempo para que exista una adaptación al nuevo sabor y textura, como dice el refrán “persevera y triunfarás”.

 

¿Ya estás lista para incluir a toda tu familia en este proceso? Puede que al principio cueste, pero vale la pena la insistencia, la magia de las neuronas espejo sólo necesita tiempo. ¿Te animás a sumarte a Desafiando Hábitos? Si querés conocer más sobre este programa de cambio de hábito acá podés descargar más información.

Tema: SomosFit, Pilares de una vida saludable