Comprar Saludable

Nutrientes, Mitos y verdades

4 Min. de Lectura

3 claves para hacer una compra más saludable

Agustín Crok

Escrito por Agustín Crok

2 diciembre, 2021

Tomar consciencia de lo que comemos suena difícil pero a no desesperar, te traigo 3 claves fáciles y prácticas para poder hacer una compra informada en el supermercado. No hace falta gastar de más o ir a tiendas especializadas todo el tiempo, para comprar alimentos que te permitan mantener una alimentación sana y variada


Clave número 1: Los ingredientes

Empecemos por lo primero: los ingredientes!. Cuando analizamos una etiqueta es fundamental saber que los ingredientes se muestran por orden descendente de peso, es decir que el primer ingrediente de la lista es aquel que compone mayoritariamente el producto que tenemos en nuestras manos. 

Este dato es clave para poder comprar productos y entender cuál es la opción más saludable. Por ejemplo, si nos presentan con dos jugos de frutas con las siguientes listas:

-Jugo 1: Agua, Jugo de naranja, azúcar.

-Jugo 2: Agua, Azúcar, Jugo de Naranja.

El número 1 tendría menos azúcar y más jugo que el 2, lo que lo convierte en la opción más saludable.

Claro que sigue siendo “jugo” y siempre exprimir una naranja en casa es la opción más real, pero en caso de querer comprar uno en el súper, ya sabés cómo elegirlo.

 

Clave número 2: La información nutricional complementaria 

El siguiente aspecto clave a tener en cuenta es la información nutricional complementaria (INC) o CLAIMS. Estos pueden ser de dos clases:

–Comparativos: Comparan el alimento en cuestión con otro de referencia. Ejemplo: “Light”, “Reducido en…”, “Más de…”

–Absolutos: Hablan del alimento en cuestión. Ejemplo: “Alto en…”, “Bajo en…”, “Fuente de…”, “Sin agregado de…”

Estas afirmaciones son usadas por las marcas en el empaquetado para destacar alguna característica del producto, pero no siempre significan lo que creemos. El claim más famoso, y en algunos casos más polémico de todos, es el término “light”. Siempre se interpretó que un alimento con esto en su empaquetado es más saludable, que «engorda» menos. Sin embargo, un alimento LIGHT es aquel que tiene una reducción de un 25% o más de alguno de sus componentes, respecto a un alimento de referencia. ¿Qué significa esto? Te lo explico con el siguiente caso:

Una marca de bizcochos sacó una versión “light” de su producto. Un pequeño asterisco junto a la palabra “light” nos indica que hay una referencia en alguna otra parte del empaquetado donde se explica respecto a qué ingrediente tiene una reducción del 25%. Si buscamos ese asterisco en el frente del paquete se puede leer lo siguiente: “Light en sodio”. Mientras que en el dorso del paquete el asterisco indica “Aporta 25% menos de sodio que la versión regular”

Este ejemplo ilustra cómo un producto catalogado como light  sigue aportando prácticamente las mismas calorías que la versión común, al no haber tenido ninguna disminución en su valor energético ni en sus macronutrientes pero sí en el aporte de sodio respecto a su versión original. 

Entender qué hay detrás de los famosos “claims” nos permite tomar decisiones más conscientes al momento de comprar. Comprar light no implica comprar sano, pero no te desanimes hacer una compra saludable en el supermercado sigue siendo posible.

 

Clave número 3: La identificación de origen

Por último, otro indicador útil a analizar en el empaquetado de un producto es su identificación de origen. En un producto alimenticio debería aparecer el Registro Nacional de Establecimiento (RNE) que es un código de identificación del establecimiento elaborador ante el organismo competente.

Si identificás dos productos que tienen el mismo RNE, significa que se hicieron en el mismo lugar, con las mismas regulaciones, condiciones de higiene, personal y quizá hasta los mismos equipos. El siguiente paso sería analizar sus ingredientes y la tabla nutricional. Comparamos la lista de ingredientes y está todo igual, en el mismo orden. Luego las tablas nutricionales y también son exactamente iguales. Entonces, es muy probable que se trate del mismo producto en marcas distintas.  Si estos productos iguales tienen precios distintos, la diferencia puede deberse a que a una de las marcas buscan posicionarla como la mejor, gastan más en el diseño o calidad del envase, en publicidad, logística, etc. Con la de precio bajo apuntan a otro mercado.

 

Poder comparar por RNE nos permite distinguir que el precio más caro no siempre implica un mejor producto.

Ojo, hay casos en que por más que esté todo igual no será exactamente lo mismo. Cuando vamos a comprar productos como frutas y verduras congeladas o lácteos, puede que la diferencia de precios responda a una diferencia en la calidad de la materia prima seleccionada

 

Entender la información de los productos que compramos nos vuelve consumidores más conscientes y preparados para una mejor toma de decisiones respecto a los alimentos que ingerimos. Después de todo, la comida es el alimento del alma  y de nuestro cuerpo, del cual depende nuestra salud, por lo que ¡tenemos que cuidarlo!

 

¿Querés saber más sobre #realfood y alimentación consciente? 

El taller 100% online “Góndola inteligente” fue creado y desarrollado por SomosFit y el Ingeniero en alimentos Agustín Cremona para enseñarte todo lo que necesitas saber para llevar una alimentación consciente aún seleccionando productos del supermercado. Aprende a definir de cada producto su versión más genuina y empezá a hacer tus compras con la seguridad de estar eligiendo la mejor opción para vos. ¡Te esperamos!

 

Taller Góndola Inteligente

Tema: Nutrientes, Mitos y verdades