Comer saludable no implica comer menos

Pilares de una vida saludable, Mitos y verdades

5 Min. de Lectura

Comer saludable no implica comer menos

Yamila Palloni

Escrito por Yamila Palloni

2 abril, 2021

Solemos relacionar comer saludable con comer solo lechuga, comer poco, dietas extremistas, dejar los carbohidratos, dejar de comer lo que nos encanta y olvídate de la pizza y la hamburguesa. Pero realmente eso no es comer saludable.

Comer saludable significa comer más y mejor, no menos y aburrido.

Antes de empezar a hablar sobre este tema, aclaro que bajo ningún punto está "mal" elegir una hamburguesa o unas papas, dado que no hay alimentos malos o buenos. Este no es el punto, pero cuando tenés un objetivo, tenés que enfocarte en tomar decisiones inteligentes la mayor parte del tiempo. Y sin duda que, además, la vas a pasar mucho mejor.

Siempre la elección de una alimentación con mayor proporción de frutas, verduras, granos enteros o lo que llamamos saludable, te va permitir estar saciad@ y satisfech@ por mucho más tiempo.


¿Qué significa “comer saludable”?

Cuando elegimos una alimentación saludable, estamos escogiendo:

  • Volumen (acá ganamos por mil)
  • Fibra
  • Alimentos que nos proveen hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables


Estos son factores nutricionales saludables que dependen de vos y retrasan el vaciado gástrico, lo que nos permitirá sentirnos más saciados.

 

Alimentos que nos proveen hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables

 

Por eso, si elegimos mejor la mayor parte del tiempo y elegimos alimentos como una hamburguesa de manera eventual, estás comiendo más y mejor.

¿Ves lo que te digo? Comer sano puede ser muy abundante, rico y divertido si cambiamos nuestro pensamiento sobre ello y dejamos de creer que vamos a pasar hambre o sentirnos insatisfech@s.

 

No necesitás tener un objetivo para comer saludable

Comer saludable no implica bajar de peso, podemos elegir hacerlo por motivos de salud, bienestar, prevención de enfermedades o lo que sea que te motive a cambiar la forma de alimentarte. Incluso, podés estar comiendo saludable y no bajar de peso, porque un alimento que sea sano, no significa que te “haga bajar o subir de peso”.

De hecho, si tenés un objetivo y ya aprendiste cómo lograr calidad, el siguiente paso es conocer cuál es la cantidad exacta que debes consumir, esto hace la diferencia. Por eso, es importantísimo contar con un plan nutricional completo con las porciones calculadas de consumo para que puedas lograr esos objetivos. Es importante dejar de pensar en la nutrición conceptual saludable y comenzar a pensar en la nutrición con porciones calculadas.

 

plan nutricional completo con las porciones calculadas

 

Pero ojo, no hablamos de dietas restrictivas, prohibiciones o eliminación de grupos de alimentos, sino que hablamos de un profesional que evalúe tus requerimientos y objetivos y en función a ello elabore un plan nutricional acorde para vos.

 

Un plan nutricional no significa contar calorías

Lejos está de que te obsesiones contando calorías para medir porciones (como con las famosas app de calorías), porque esa no es tu tarea. Pero que si vos solo no estás pudiendo lograrlo, evidentemente ya no te alcanza con la nutrición “conceptual”, con el comer de forma saludable.

Sino que además de hacer un plato saludable, necesitás tener claras las cantidades, y para eso, es importante tener a un profesional que te acompañe y las determine específicamente para vos, para que logres tu meta.

Te comparto un ejemplo de la alimentación "conceptual":  yo desayuno saludable, leí cómo hacer el desayuno saludable, pongo cereal, proteína, fruta y grasas. Cuando estamos buscando una meta, esto puede no ser suficiente.

 

a no te alcanza con la nutrición “conceptual”, con el comer de forma saludable

 

La clave: mantener una alimentación a consciencia

Esta es una herramienta que te permite conectarte con tus emociones, con tu interior al momento que te sentás a comer.

No es una forma de comer menos para “bajar de peso”. Acá no hay reglas externas, sino que son tus propias reglas según lo que decidas hoy. Podés comer dos trozos de pizza, uno o ninguno, esto no tiene relevancia, acá lo importante es que esa acción esté fundamentada en tus decisiones y no en impulsos.

El mindfulness eating (comer a consciencia) significa:

  1. Escucharte
  2. Conectarte con tu centro regulador de hambre / saciedad
  3. Disfrutar de cada bocado, estando presente en el momento que estás comiendo,
  4. Tomar decisiones conscientes
  5. Y lo más importante, no dejar que nuestras acciones y pensamientos automatizados, donde actuamos de manera inconsciente, lideren nuestras acciones

 

En base a esto, alguna vez te preguntaste si el chocolate que te comés todos los días de postre es realmente algo que querés hacer o es algo a lo que estás tan acostumbrad@, y ya es una acción automática e inconsciente. Puede ser que sea más un impulso que una decisión.

 

comer de forma consciente

 

Acá es donde no debes reaccionar, sino que debes tomar una decisión ante ese impulso. Cuando te tomás una pausa para pensar, aplicás tu consciencia, no en piloto automático como solemos comer, te conectás con tu deseo, pensás y evalúas ese placer inmediato vs objetivo de largo plazo. El placer podremos sentirlo tanto con una porción como con una unidad entera.

Estoy segura de que luego de esta pausa hagas lo que hagas, es lo que querés hacer, sin estar “dominad@“ por un impulso.

 

La principal diferencia entre actuar y reaccionar es que hay una decisión, un pensamiento. Los impulsos existen siempre, sólo que debemos crear el filtro con una decisión que resulte de un pensamiento analítico, donde la variable “tiempo”, te permita controlar el impulso.

Entonces si combinamos la alimentación saludable, las porciones determinadas en un plan nutricional y comer de forma consciente, podrás asegurar el éxito de tus resultados.

 

recetas saludables y deliciosas

Tema: Pilares de una vida saludable, Mitos y verdades